Paz

12,00

Después de observar el horror de la guerra, mi corazón me pidió dibujar aquello que de verdad  importa. La vida. La vida de mi hijo, de mi perrito, de mi familia y seres queridos.
No existe justificación para la guerra. Porque nadie gana. Porque solo queda muerte, destrucción y corazones rotos. Se acaba con la ilusión, la pureza y la inocencia de los niños, de los animales, de la naturaleza. Donde había hogares, ahora hay vacío. Donde crecían los árboles ahora hay escombros. El mundo ya es demasiado injusto como para empeorarlo. A veces miro a mi alrededor y solo quiero salir corriendo a cualquier otro planeta. Pero aquí estamos y lo que nos queda es seguir luchando.
No se me ocurre mejor forma de plantarle cara al horror que con el arte. Todo lo recaudado con esta lámina irá destinado a ayudar a los seres humanos y animales que están sufriendo el horror y el sinsentido de la guerra. Es una ayuda 100% humanitaria.
Lámina tamaño A5, impresión sobre papel reciclado 300 gr.

Solo quedan 2 disponibles

Categorías: , , Etiquetas: , ,